No se supera crisis arrocera en el País

Carlos_Alberto_Baena_DiariodelhuilaSe ha venido prologando la crisis del gremio de los arroceros en el País, principalmente en departamentos como Tolima, Huila, Meta y Casanare, por la falta de un ajuste al precio del cereal, dificultades en las vías terrestres para movilizar el producto, y el contrabando que no ha sido oculto durante muchos años, entre otras problemáticas que afectan a cultivadores, industriales y consumidores.  diariodelhuila
En relación con el precio, tanto cultivadores como industriales manifiestan que existe un considerable desequilibrio, por lo que éstos últimos han anunciado un paro nacional para protestar por la reducción de los precios del arroz. Es urgente la presencia de las autoridades de cara a la fijación de un precio justo.

La dificultad de transporte se incrementó este mes con el cierre de la vía al Llano por causa del invierno, lo que evidenció la necesidad de invertir más en infraestructura vial. La difícil movilización del arroz no ha hecho más que encarecer los fletes y por ende, el precio que paga el consumidor final.

El tercer conflicto tiene que ver con el uso indiscriminado de la semilla denominada  “chiviada o de costal”, ya que su negociación se ha incrementado en los últimos años y termina perjudicando los cultivos transitorios y poniendo en riesgo la calidad del producto que consumen los colombianos.

No es tampoco muy claro por qué el Gobierno no ha apoyado suficientemente a los cultivadores, particularmente de la variedad paddy verde, que por cierto es un arroz que necesita de una mediana capacidad instalada para su secado correcto a tiempo, de modo que no  pierda valor en el mercado.

No está por demás insistir en que el nuevo gobierno podría generar líneas de crédito para dotar a los cultivadores de esta tecnología que no es muy costosa y que redundaría en la mejora de la calidad de vida de cientos de familias que viven del grano en todo el país. Sería una inversión con profundo contenido social y a la vez sería un mensaje de acompañamiento al campesinado y al agro en general como lo ha indicado el Presidente electo, que la agricultura es una de las cinco locomotoras de la economía.

Esperamos que por estos días con la discusión del Plan Nacional de Desarrollo, la crisis arrocera deje por fin de serlo, para que hablemos del fortalecimiento y acompañamiento a través de políticas de Estado serias para los cultivadores, productores y ante todo consumidores y que el País se proyecte hacia la exportación del grano.

Comments

Tamaño de letra