Miraísmo®, Equidad y Religión Por: Carlos Alberto Baena López @Baena

En el Congreso Mundial de Ciencia Política realizado en Polonia hace poco menos de un mes, fue notorio que el denominador común en la mayoría de los debates era la problemática de desigualdad que vive el mundo entero. Desde las diversas corrientes de pensamiento, se plantearon alternativas de solución. Para el Liberalismo, como su nombre lo indica, las libertades han sido su bandera a lo largo de los siglos; por su parte, el estandarte del Socialismo ha estado puesto en pos de la igualdad. Sin embargo, la propuesta desde el Miraísmo® pone el acento en la búsqueda y consecución de la Equidad.

Ahora bien, es posible presentar resultados concretos en términos de Equidad, en el caso del Miraísmo®, gracias a los valores practicados. Es aquí precisamente cuando toma especial valía el sentimiento religioso, que nos es tan profundo, auténtico e indubitable.

Las virtudes, los valores o los principios adquiridos sólo mediante un aprendizaje teórico, se quedan cortos frente a aquellos que moran en el interior del ser, que forman parte de sus sentimientos, y que en consecuencia, tienen la capacidad de inspirar en él toda acción, de manera espontánea y natural. Esa es la diferencia.

Es pues, gracias a la religión que se cuenta con valores de esta naturaleza, valores que efectivamente son trasladados a la política para lograr escenarios de equidad, tan necesarios y reclamados en el mundo actual.

El compromiso desde el Miraísmo® con un modelo de Equidad, tiene por objeto ofrecer especial protección a quien por alguna circunstancia es diferente, actuando en consecuencia, brindándole la ayuda que necesita para que no sea menoscabado en el acceso a las Oportunidades que se ofrecen con igualdad de condiciones para todos.

Por eso hablamos, de Equidad de género y Oportunidades políticas para la mujer; o de Equidad con la población afrodescendiente; o de Equidad a favor de los migrantes en los diferentes lugares del mundo. Pero lo demostramos, pasando del discurso a los hechos.

Entonces, bien se puede afirmar que el Miraísmo® y el Partido Político MIRA responden a las necesidades globales; que trabajan por la Equidad de una forma que enorgullece; y que gracias al origen cristiano que yace en sus fundamentos, pueden desarrollar sus acciones para todos: Creyentes y no creyentes. ¿Por qué? Porque su finalidad principal, lo que interesa, es servirle a todos; y que para todos haya Oportunidades y Equidad.

Columna publicada en el diario impreso:

Reporteros Asociados, Agosto 23 de 2016 Miraismo Equidad y Religión (1)

Comments

Tamaño de letra