El Departamento del Cesar, cuya capital es Valledupar, está localizado al noreste, en las regiones Andina y Caribe y se encuentra dividido en seis áreas naturales, que representan el mismo número de zonas ecológicas. La red hidrográfica del departamento, está conformada por los ríos Magdalena y Cesar, junto con sus afluentes. Cerca al río Magdalena, las ciénagas son abundantes. Aunque su clima es tropical, debido a la elevación de amplios sectores de terreno, presenta todos los pisos térmicos en versiones secas y húmedas.
Desde el punto de vista agrícola, pecuario y minero, el departamento se ha beneficiado, gracias a su ubicación geográfica, la buena calidad de sus suelos y la adecuación de sus tierras a través del riego. Del renglón agropecuario se deriva un 30% de sus ingresos; del minero, el 27%; del de servicios, el 35%. En primer lugar está la ganadería vacuna, con 1.513.149 cabezas. El cultivo y procesamiento de algodón, junto con las palmas oleaginosas, alcanzan altos niveles de tecnificación y desarrollo. El departamento del Cesar es el primer productor nacional de semilla de palma africana y el segundo de arroz. Entre sus principales industrias están los productos lácteos, las grasas de aceite y una amplia extensión de cultivos de frutas.
En la última década la empresa multinacional Drummond ha incrementado la explotación de minas de carbón a cielo abierto, especialmente en el municipio de El Paso y La Jagua de Ibirico, lo que convierte al Cesar en el primer productor nacional de carbón.
De sur a norte el departamento se encuentra recorrido por la troncal de oriente que lo comunica con Bogotá, la Región Andina y los principales puertos del Caribe. En la actualidad sólo funciona el tren de carga de carbón que conduce la producción hasta el puerto exportador localizado en Santa Marta. También posee varias pistas de aterrizaje para aviones en el Aeropuerto Alfonso López de Valledupar, con operaciones nacionales permanentes.
Aunque el género musical representativo es el vallenato, en el sur se escuchan ritmos andinos como el pasillo, el torbellino, la guabina y el bambuco, debido a su cercanía con los departamentos de Norte de Santander y Santander.
Varios grupos humanos hacen parte de la población, entre ellos los costeños, emplazados desde el centro hacia el norte; los Andinos en el sur y en la Serranía del Perijá; asimismo migrantes de los Santanderes; e importantes comunidades indígenas, como los Arhuacos, Koguis y Kankuamos en la Sierra Nevada de Santa Marta y los Yukpa en la Serranía del Perijá.
En cuanto a la gastronomía, los platos típicos en la región sur son los sancochos elaborados con varios tipos de carnes, entre los que se destacan los “cuchucos”, las arepas con pellejo asadas en tiestos de barro, el pan ocañero, las cebollitas encurtidas y las ensaladas; en el norte, el queso costeño, las arepas de queso, el peto, arroces con variados ingredientes, el bollo limpio y la cahapa, Debido a la cercanía de los ríos, son apetecidos pescados de agua dulce como el bocachico, el bagre, la dorada y el moncholo.
La festividad más importante es el Festival de la Leyenda Vallenata. El departamento brinda también innumerables atractivos turísticos desde el punto de vista natural, cultural y científico. Entre ellos Valledupar, situada en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta; los corregimientos Pueblo Bello y San Sebastián, en la Sierra Nevada de Santa Marta, donde habitan indígenas arhuacos; los balnearios naturales de Pozo Hurtado en el río Guatapurí, la Mina en el Badillo y la Ciénaga de Zapatosa.
Necesidades más sentidas del Departamento del Cesar.
A pesar que en los últimos trece años el departamento ha recibido billones de pesos en regalías, los niveles de pobreza y las necesidades básicas insatisfechas superan la media nacional. Todavía la mayoría de sus municipios carecen de agua potable y alcantarillado; sumado al déficit de vivienda y a los altos niveles de desempleo.
Respecto a la mortalidad de la niñez (menores de 5 años), es la quinta más alta del Caribe, por encima de la media nacional. La infección respiratoria aguda, IRA, es la media más alta dentro de la Región Caribe. Valledupar registra la séptima tasa más alta del departamento en mortalidad infantil. El Cesar se destaca en hacinamiento crítico (más de tres personas en una alcoba); el analfabetismo es alto; pocas figuras se destacan a nivel nacional, en materia de logros intelectuales y académicos.
La pobreza en el Cesar pasó de 61.9 en 2002 a 42.3 en 2015. La pobreza y la miseria del Cesar en 2015, era la novena más alta del país y la quinta más alta del Caribe. El Cesar ha venido incrementando la desigualdad entre 2002 y 2015, a una tasa anual promedia de 1%.
En conclusión, el departamento requiere verdaderos proyectos de impacto regional que mejoren su infraestructura y disminuyan los índices de pobreza en cada territorio.

Juventudes MIRA realizan cuarta jornada de limpieza en Hurtado

Se cumplió la cuarta brigada de limpieza en el balneario ‘Hurtado’ por parte de las juventudes del Movimiento Independiente Renovación Absoluta, Mira. La actividad inició desde las siete hasta las diez de la mañana con la recolección de los desechos encontrados en el balneario y el parque lineal.
En el desarrollo de la actividad, los participantes sensibilizaron a los vendedores ambulantes sobre la importancia de no arrojar basuras al río y sus alrededores.

(más…)

Miraístas del Cesar celebraron el noveno aniversario de MIRA

Para celebrar los 9 años de trabajo social y político del Partido Político MIRA en el Cesar, los Miraistas y simpatizantes disfrutaron de un Bingo el pasado 25 de julio en una finca campestre a las afueras de la ciudad de Valledupar. Durante la jornada se realizaron diferentes actividades en donde los más de 500 asistentes tuvieron la oportunidad de compartir con sus familias y disfrutar de todos los premios que amenizaron la jornada.

(más…)

/ In Cesar / By / Comentarios desactivados en Miraístas del Cesar celebraron el noveno aniversario de MIRA
Tamaño de letra